21 abril 2021
¿Cuándo hacer las pruebas de rendimiento?
digital

Las pruebas de rendimiento son un tipo de pruebas no funcionales que tienen por objetivo esencial someter al sistema en evaluación a altas cargas de trabajo transaccional, simulando la actividad real de los futuros usuarios que interactuaron con él. Estas pruebas ayudan a predecir el comportamiento del sistema y conocer el grado en que realiza las funciones para las que ha sido diseñado, sin degradación del servicio y con un tiempo de respuesta óptimo y estable. 

 

Este tipo de pruebas son un requisito indispensable para la gran mayoría de los proyectos tecnológicos, ya que permiten contar con la máxima información posible acerca del comportamiento del sistema, sin embargo, existen algunas directrices que pueden servir de referencia para determinar si un proyecto es un buen candidato a ser sometido a  pruebas de rendimiento: 

 

• Aplicaciones nuevas, donde se desconoce la cantidad de público objetivo.

 

• Aplicaciones que tienen funcionalidades de generación documental en grandes  cantidades. 

 

• Aplicaciones con un gran volumen de datos. 

 

• Aplicaciones que han cambiado su infraestructura tecnológica. 

 

• Aplicaciones con transacciones de pago masivas. 

 

• Aplicaciones que tienen muchos usuarios concurrentes. 

 

• Aplicaciones para las que se desconocen los límites de la solución tecnológica implementada. 

 

Existe gran variedad de pruebas de rendimiento, y cada una de ellas aborda una problemática específica.

 

Tipos de pruebas de rendimiento: 

 

• Pruebas de carga (Load Test) 

 

Pruebas orientadas a identificar el comportamiento de una aplicación cuando es sometida a la carga de usuarios y/o transacciones esperadas para el ambiente productivo. 

 

• Pruebas de estrés (Stress Test) 

 

Pruebas que tienen por objeto encontrar el volumen de datos o de tiempo en que la aplicación comienza a fallar o es incapaz de responder a las peticiones. Son pruebas de carga, pero superando los límites esperados en el ambiente productivo. 

 

• Pruebas de durabilidad (Endurance Test) 

 

Validación de un sistema expuesto a una carga constante en una ventana de tiempo  previamente definida para determinar la capacidad de recuperación y continuidad del  servicio. 

 

• Pruebas de volumen (Volume Test) 

 

Pruebas que son útiles en los entornos en que los datos acumulados durante largos  periodos de tiempo pueden ser significativos para la correcta ejecución del sistema. 

 

Como se puede ver en las distintas definiciones que engloban las pruebas de rendimiento, estas no son completamente independientes entre sí; incluso podría llegar a ocurrir que cuando se ejecuta una prueba de carga se alcancen a superar los límites del sistema y por consiguiente se considere una prueba de estrés. 

 

¿Deseas que tu software esté preparado para las más duras exigencias y que su comportamiento funcional sea óptimo? En Verity te ayudamos a testear estos factores con pruebas de rendimiento que te permitirán asegurar la mejor calidad para llevar más allá las expectativas de tus clientes. 


Somos expertos en el testeo de software y contamos con un equipo de ingenieros certificados líderes en software testing. Nos convertimos en tu mejor aliado en el aseguramiento de la calidad de software

Comparte